El apego puede ser ciego, ?pero Cupido ciertamente no lo seri­a!

Go to top